EFQM

¿QUÉ ES EL MODELO EFQM DE EXCELENCIA?

Es la herramienta de calidad y excelencia más popular en Europa, utilizada por más de 30.000 organizaciones para mejorar su gestión.

Es un poderoso instrumento de cambio planeado, centrado en las personas, para el desarrollo institucional, que guía a la organización por el camino de la calidad hasta lograr la excelencia en todos sus componentes institucionales a través de la autoevaluación, como procedimiento sistemático de mejora continua de la gestión.

Es un marco de trabajo no prescriptivo, no normativo basado en 9 criterios, 32 subcriterios y varios aspectos que se utilizan para evaluar el progreso de una organización hacia la excelencia.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

El Modelo EFQM de Excelencia puede ser aplicado en cualquier tipo de organización sin importar su sector, tamaño, madurez o estructura, pues es un modelo holístico e integral.

EL SISTEMA DE GESTIÓN DE LA EXCELENCIA

El Sistema de Gestión de la Excelencia del Modelo EFQM se fundamenta en los siguientes cinco (5) pilares:

Conceptos fundamentales de la Excelencia:

El modelo EFQM de excelencia:

La matriz REDER:

La autoevaluación

El reconocimiento de la excelencia

¿QUÉ HACE EL MODELO EFQM DE EXCELENCIA?

Si bien existen numerosas herramientas y modelos de gestión ampliamente utilizados en las diferentes organizaciones, el Modelo EFQM de Excelencia proporciona una visión global de la organización que permite determinar cómo encajan y se complementan estos diferentes métodos.

Le permite a la organización evaluar en dónde se encuentra en el Camino hacia la Excelencia, ayudándole a identificar sus fortalezas clave, y sus posibles áreas de mejora, en relación con su misión y su visión.

Introduce una manera de pensar que motiva a la reflexión y estimula la mejora continua en la organización.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS QUE PROPORCIONA LA APLICACIÓN DEL MODELO EFQM DE EXCELENCIA?

Permite que la organización maneje un único lenguaje y modo de pensar, facilitando una eficaz comunicación.

Da una visión realista de qué tan buena es una organización.

Identifica en dónde focalizar el esfuerzo de mejoramiento.

Asegura que las diferentes iniciativas no se presenten de manera aislada,sino interconectadas para lograr un objetivo común.

Incentiva el intercambio de buenas prácticas, tanto internas como externas.

Permite entender los impulsores de los resultados organizacionales: Relación Causa - Efecto.

Crea un balance entre los diferentes grupos de interés, garantizando la satisfacción de todas sus necesidades y expectativas.

Logra resultados de manera más rápida, efectiva y eficiente.

Desarrolla en el equipo de dirección y en los líderes de la organización las capacidades necesarias y habilidades de gestión para autoevaluar, liderar y poner en marcha procesos de cambio.

Logra comprometer e involucrar a los participantes en la realización y mejoramiento de planes de acción y aumentar su pertenencia y participación institucional.

Fortalece y mejora la imagen corporativa y social con la certificación internacional.

Define soluciones según las necesidades de la organización y a las situaciones específicas de la misma.